Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Mis citas

Cita de Juan José Millas en El País el 19 de Noviembre de 2009

"Los vocablos no sólo contienen definiciones, también tienen sabor, textura, volumen, que las hay imposibles de tragar, como el aceite de ricino y las que entran sin sentir, como un licor dulce.
Las que curan y las que hacen daño, las que duermen y las que despiertan. Las que proporcionan inquietud y paz. Hay palabras, incluso, que matan".

viernes, 6 de noviembre de 2009

Un día terrorífico

Luis era un niño de trece años, era bajito y tenía el pelo y los ojos marrones y hoy era Halloween.
Bajó con sus amigos por la noche. Decidieron empezar a pedir caramelos en la casa de al lado del parque. Cuando estaban cruzando el parque vieron a una persona en el suelo, muerta.
Fueron a la comisaría de policía pero no había nadie. Entonces vovieron al parque y observaron que había un móvil al lado de la víctima y estaba encendido. Se acercaron y cogieron el móvil, ponía un número.
Luis se fijó, era su número. Llamó a su casa y cogió alguien que no conocía, tenía una voz ronca y parecía un poco torpe porque se le cayó el teléfono. Se quedó en silencio y después se escuchó que alguien entraba; era su madre que acababa de volver de trabajar.Luis colgó y se dirigió directamente hacia su casa.
Cuando llegó no encontró a nadie. De repente sonó el teléfono. Asustado fue a cogerlo y respondió.
Nadie contestaba, solo había un carraspeo de fondo y colgó. Luis se puso a pensar y después escuchó:
"Luis levanta, Luis levanta". Luis abrió los ojos y estaba en su cama, se giró y vio a su madre.Su madre le dijo que eran las ocho y llegaba tarde a clase.

Concurso de relatos de Navidad



¡ANIMATE!



jueves, 5 de noviembre de 2009

Pesadilla en casa


Nunca pensé qué hay más alla de la muerte ,pero casi estuve a punto de descubrirlo.
Todo sucedió el día de Halloween, por la tarde. Ese día estaba bastante nublado y oscuro.Yo me encontraba sola en casa, ya que mi madre salió a hacer unas compras .

Estaba viendo en la televisión una película de terror llamada: `La semilla del mal´.
De pronto escuché unos ruidos extraños que venían de la cocina. Me levanté toda asustada a ver lo que había pasado, pero allí no había nada. Otra vez escuché un ruido como si se hubiera roto algo, salí corriendo a ver lo que pasaba,efectivamente, se habian roto unos platos de porcelana que estaban en el comedor en unan estantería de cristal.


En ese momento estaba muy asustada, cogí el teléfono y llamé a mi madre pero su móvil estaba apagado.No sabia qué hacer; si irme de casa a buscar a mi madre en el súper, o pensar que los ruidos que escuché son fruto de mi imaginación y los platos se rompieron porque se había soltado unos tornillos de la estanteria.


Desde luego que estaba muy confundida. Apagué la tele y subí a mi habitación. Encendí la luz y me senté en un sofá. Me quedé mirando el pasillo y vi una sombra. Busqué en mi cajón algo afilado, lo primero que vi fue un compás .Cogí el compás y fui con él por toda la casa.


Cuando llegué al sótano me dio un escalofrío , respiré hondo y seguí caminando por el sótano.Encendí la luz ya que ahí no se veía nada.Cuando mire hacia el frente vi una mujer temblando y con la ropa semirota.


Di dos pasos hacia atrás y le dije:


-¿Qué hace usted en mi casa?


Ella me respondió:


-¿Qué haces tú en mi casa?


Y de pronto me acordé que cuando me mudé a esta casa había rumores de que había un fantasma de los Blanco, los dueños anteriores de esta casa.


Me quedé mirando fijamente a aquella mujer ,era pálida con cara de asustada, como si tuviera miedo de algo.


Me acerqué a ella y le pregunté :


-¿Cómo se llama señora?


Ella contestó:


-Me llamo Inocencia Blanco.


Al preguntarle cómo se llamaba ya encajaba todo; ella es el fantasma , entonces comenzé a temblar y di un grito que se escuchó por todo el barrio.Subi rápidamente a coger el teléfono a ver si mi madre ya estaba disponible,pero no.Miré hacia atrás y ahí estaba ella con un cuchillo en la mano ,con intención de apuñalarme en el pecho .Cogí el compás que tenía en mi bolsillo, pero al ser un fantasma no le afectaba.Lo único que se me ocurrió fue correr ,y eso hice.El fantasma me tenía acorralada entre la espada y la pared.


Cuando estaba a punto de clavarme el cuchillo ,yo cerré los ojos ,y…..


Luego los abrí,me dí cuenta de que estaba soñando, todo pero parecia tan real.Lo único que era verdad es que estaba sola en casa y con la tele encendida con la película `La semilla del mal´


La verdad es que no había estado a punto de morir pero en los sueños sí. Me alegro que solo fuese un sueño.

Halloween y mis amigas

En la noche de Halloween mis amigas
Goi,Izas,Andrea, Leire y yo, quedamos
para ver quien se atrevía a entrar
en la casa abandonada que había en el pueblo.
Decían que en esa casa hubo un asesinato.
Esa noche fue una noche inolvidable...
Goi,Izas,Andrea, Leire y yo estabamos
en frente de la casa.
-¿Quien se atreve a entrar? Dijo Goi.
Andrea sin responder entro en la casa.
Las demas se miraron con cara de asombro, y entraron detras de ella.
Tuvimos que sacar las linternas porque no
había luz. Empezamos a escuchar ruidos estraños
en la casa.De repente se oyo un chirrido de una puerta abriéndose,todas
apuntamos rápidamente con la linterna a la puerta.
Muertas de miedo fuimos a mirar qué había.Encontramos un sótano
muy grande, mientras que bajabamos las escaleras que había
se cerró de golpe la puerta. Y todas sobresaltamos.
-Tengo mucho miedo- Susurro Izas.
-Yo también- Le dije.
De repente empezamos a ver sombras raras,
rápidamente fuimos a escondernos muertas de miedo.
Vimos una sombra muy rara....
-¿Qué era eso?- Dijo Leire temblando de miedo.
-No lo sé- Le dije.
-¿Por qué no nos vamos de la casa?- Dijo Izas
-Sí, es una buena idea- Dijo Goi.
Se acercaron a la puerta, pero no se abría, nos dimos cuenta de que estábamos encerradas.
-¿Y ahora qué hacemos?- Dijimos a la vez.
-No lo sé- Les dije.
Oimos ruidos muy fuertes detras de nosotros. De repente vimos que se nos acercaba alguien,
todas asustadas nos abrazamos fuerte.
-¿Qué quieres de nosotras?- Dijo Andrea medio llorando y gritando.
-Solo quiero que me ayudeis-Susurro el fantasma
-¡Ayudarte a qué!,¿Qué quieres que hagamos?- Dijo Leire.
-Necesitamos encontrar el espíritu de nuestra hija,
la mataron en la habitación de arriba, su espíritu anda sola por la casa.
-Y co... co... como hacemos eso- Dijo Izas.
-Es muy fácil (contestó) hicieron un conjuro en la puerta del
sótano, para que no pudieramos traspasarlo y
reunirnos con nuestra hija.Sólo teneis que quitar la arena
blanca que hay en la entrada del sótano.
-¡Vale!-Dijo Andrea.
Nos dirijimos temblando a la puerta y con una escoba
vieja que había allí quitamos la linea blanca de arena.
De repente se abrieron todas las puertas de golpe, nos asustamos
del golpe que dieron las puertas, y saliendo por los pasillos se oía un lloro
de una niña pequeña.
Vimos la puerta de la calle y salimos zumbando a la calle.
Y ya estando fuera dijo Goi:
-¡Mirad eso!- Y todos miramos a la ventana y vimos a los padres y a una niña en brazos diciéndonos con la mano adiós.
-En fin... lo bueno es que hemos ayudado a una familia- Dije.
-Eso es verdad- Dijo Leire
Acordamos no decir nunca a nadie lo que nos había pasado.








Debajo de la cama

Red y Sara entraron en la habitación de su hijo al escuchar los gritos. Carlos tenía seis años. Lloraba y gritaba de verdadero pánico. Tenía los ojos hinchados y las lágrimas atravesaban sus sonrosadas mejillas para ir a desaparecer entre las ropas de la cama; a las que se sujetaba como un loco.
La luz estaba apagada y la oscuridad era casi total, a no ser por la columna de luz que penetraba a través de la hendidura dejada por la puerta.
Carlos llamaba desesperadamente a sus padres...
Red y Sara le encontraron con el cuerpo envuelto en sudor y completamente pálido.
Red trató de calmarle:

-Tranquilo, sólo ha sido una pesadilla, lo mejor será que te vuelvas a acostar y mañana por la mañana me cuentes que es lo que has soñado.
-¿Que...?- Carlos aun parecía estar medio dormido -¡No!- dijo de repente -¡No ha sido una pesadilla!, ¡algo se estaba moviendo a los pies de mi cama!.
-Sí, es posible que esté diciendo la verdad- intervino Sara dirigiendo una mirada cómplice a su marido -como también es posible que esta habitación esté llena de fantasmas y que bajo la cama vivan seres terroríficos.
¿Cuántas veces te hemos dicho que esas cosas no existen?
-Muchas- respondió Carlos no muy convencido.
Otra mirada de Sara indicó a Red que le tocaba hablar a él. Entendió el gesto de inmediato y se dispuso a sermonear a su hijo, que poco a poco iba recuperando el color.
-Tu madre tiene razón y tu lo sabes, aparte de que ya eres mayorcito para dejar de tener miedo a esas cosas.
-¿Te gustaría que se enterasen tus amigos del colegio?, seguro que no, se reirían de ti. Debes aprender a dominarte, igual que has aprendido a no mojar las sábanas, ¿lo recuerdas?. Podría hablarte durante largo rato, pero sería inútil, lo que quiero que aprendas de esto es lo siguiente: que temer a la oscuridad y a lo que hay en ella es cosa de niños muy pequeños y que, a medida que te haces mayor, ves que nada de esto existe. ¿Lo entiendes?.
-Sí- dijo Carlos.

Red sonrió y vio como su mujer también lo hacía. Acababan de pasar por una de las típicas charlas de los padres con los hijos.
Carlos vio a sus padres marcharse de la habitación apagando la luz que habían encendido al entrar. Cerraron la puerta totalmente. Ahora la oscuridad sí era completa.
Carlos se convenció de que sólo había sido un sueño; que no estaba realmente despierto cuando le pareció ver algo extraño.
Apoyó la cabeza en la almohada y se tapó completamente con las sábanas. Hacía mucho frio. Intentó dormirse, necesitaba descansar.
Cerró los ojos y se se introdujo en un profundo sueño, tan profundo que no advirtió la mano que le acompañaba bajo las sábanas, una mano eternamente fría y descarnada.
La mano que le llevó, de un tirón, al otro lado de la oscuridad.

Decapitados








DECAPITADOS

Hoy es el día en el que se casan Marta y su novio contra la voluntad de sus padres.
Ellos decidieron casarse en una pequeña y extraña iglesia lejana de la población y en la que solo estarían el párroco que les iba a casar.
Una vez en la iglesia el padre comenzó la ceremonia,cuando, de repente, se oyó unas extrañas voces. El padre se puso pálido y de pronto desapareció.
Entonces apareció una pareja de mala vestimenta y con sangre,eran unos horribles fantasmas.
Marta y su novio echaron a correr,pero por desdicha Marta se cayó y desapareció sin que él se diera cuenta.
Cuando se dio cuenta empezó a buscarla y la encontró destripada y decapitada. Él no podía creer lo que le habían hecho a su novia,yyyyyyyy ¡¡¡ plasss!!! a él le mocharon la cabeza.

Los fantasmas no habían saciado su sed de sangre,así que fueron matando en todas las iglesias sin que nada ni nadie pudiera pararle.
Estos sólo salen en Halloween a partir de las diez del medio día en las iglesias lejanas y las dos noches siguientes en cualquier iglesia a partir de las diez de la noche.

martes, 3 de noviembre de 2009

La muñeca

Todos piensan que Halloween es una fiesta llena de seres fantásticos e irreales, pero lo que os voy a contar yo, os aseguro que es todo verdad.Yo quiero compartir el miedo que sentí cuando me pasó aquello: Me disponía a disfrutar Halloween como todos lo años. Pero resulta que un día antes era mi cumpleaños, y me regalaron una preciosa muñeca de porcelana. Me la regaló mi tía, y cuando me la dio, me dijo:

-No la hagas enfadar, que si no, pasará algo terrible.

Me lo dijo con un tono de voz sombrío. No entendí sus palabras, ni le di importancia, le di un abrazo y me fui.
Cuando salí de casa, un aire gélido me traspasó la cara; y de repente,me acordé de las palabras de mi tía, y de la muñeca que minutos antes la había dejado tirada en la cama de mi habitación. Sentí algo muy raro y decidí volver a casa. Mi madre me echó la bronca porque había dejado tirada a la muñeca que con tanto cariño me había regalado mi tía. Yo me enfadé aún mas y tiré el regalo al suelo. Al salir de casa volví a tener la sensación del aire helado.Pero no me paré a pensar en eso, porque había quedado con el chico mas guapo de clase y no tenía ganas de perder la cita. Fui a coger el metro y apareció en mi mente el retrato de la preciosa muñeca.¿Preciosa ?De repente me pareció horrible, tenía la cara deformada y el cuerpo desfigurado. Encontré a mi chico e intenté relajarme, pero el retrato de la muñeca venía una y otra vez a mi cabeza.Tenía ganas de pegar o hacer daño a alguien.

-¿Qué te pasa?¿Estás bien ?-Me preguntó Andrés.
-No, quiero decir si-Yo no quería estropear la cita.
-Estoy un poco mareada, pero no pasa nada-dije. Una vocecita empezó a martillear en mi cabeza: mátale,mátale,mátale... Sin pensarlo tiré a Andrés a la vía del tren. En ese momento pasó el metro. No quiero contar lo que pasó, pero ya os lo imaginareis.

Tengo tanto miedo a la muñeca que la cuido a todas horas y no me puedo separar de ella.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Cuentos en la hora mágica


Extractos de la conferencia publicada en Diario de Navarra para uso pedagógico.



El escritor José María Merino acudió el 31 de octubre al Civican de Pamplona para impartir una charla en esta edición de los Diálogos de Medianoche. Merino, académico, novelista y, por encima de todo, cuentista, en seguida hizo suya "la hora de la magia", la de la Cenicienta, recordó.


Deseando no perder ningún zapatito por el camino, dedicó la hora y media siguiente a explicar su experiencia con la literatura. Porque para él, la ficción es magia, es memoria, es mito. Ficción, lenguaje y hombre no se pueden separar. "Los cuentos surgen como un deseo de conocer el mundo", aseguró Merino.
¿Qué es el viento? La voz de los muertos. ¿Y la Vía Láctea? Un puñado de ceniza seca que una muchacha con la menstruación lanzó al cielo. Esta era la forma que tenía una etnia pigmea ya desparecida de explicarse la realidad y de transmitirla de generación en generación. "Sus cuentos provenían de la noche de la humanidad", dijo. "Y ojo, que estamos más cerca de los pigmeos que de conocer de verdad qué es el universo", advirtió el escritor. Así que "el conocimiento de la realidad comenzó con la ficción". En forma de narración oral, claro, porque la literatura "la hemos descubierto hace 6.000 años y la imprenta, hace 500", recordó.

No sólo es el viento y las constelaciones lo que necesitamos contarnos. "Si la historia es el relato de los grandes hechos, la literatura es la historia de lo que somos", aseguró el leonés.

Al estilo de una clase de Lengua, Merino repaso uno a uno todos los elementos que conforman la literatura. Los personajes, el escenario, el tiempo, las tramas. Todo salpicado por innumerables citas a autores y obras. Por el Auditorio desfilaron Crimen y Castigo o El Quijote,La Biblia y La Montaña Mágica, La Odisea, Romeo y Julieta, Tom Sawyer o Heidi; Cervantes y Faulkner, Pérez Galdós y Balzac, Andersen, Defoe, Rosalía de Castro, Machado o Becquer. Todos ellos han ido configurando el imaginario literario del Merino lector y del Merino escritor, un desdoblamiento con límites algo difusos. "Es imposible escribir sin leer", sentenció.

"Todo lo que nos rodea está cargado de ficción", dijo Merino. "Podría parecer difícil encontrar un cuento en este salón, por ejemplo", dijo señalando a su alrededor. "Sin embargo, si nos fijamos bien veremos que la disposición no es simétrica, o que nos podemos detener en los huecos que han dejado ustedes al sentarse. Ahí hay ficción", continuó. La historia, por tanto, reside en los ojos de quien mira, como en el cuento La esfinge, de Edgar Allan Poe, que citó. "El narrador tiene que ver lo sugerente".

Un buen escritor necesita tener también un estilo. "Hay que ser concisos y originales", apuntó. Eso implica, entre otras cosas, tener presente que las lágrimas pueden no ser amargas, o que no todos los enemigos son implacables.

¿De dónde viene las historias?, le suelen preguntar "¡Es que no lo sé!", se revolvió en el asiento. Y recurrió a La sombra, un cuento de Andersen para intentar explicarlo. A Merino, como al protagonista, hay veces que le abandona su sombra para ir a visitar la casa de la poesía, y después regresar.

http://www.milcuentos.com/
http://marenas.wordpress.com/

domingo, 1 de noviembre de 2009


PAUTAS BÁSICAS PARA ESCRIBIR UN RELATO CORTO O CUENTO
Adaptado de un escrito por Manuela Camacho Tosina
Debido a la tarea que debeis realizar dentro de las actividades obligatorias que exige la asignatura CREACIÓN LITERARIA, he pensado que pueden resultar útiles unas pautas básicas sobre la composición de narraciones breves (cuentos, microrrelatos, relatos cortos...). Para ello, vamos a seguir los consejos y ejemplos de destacados narradores.

La primera característica de un relato corto: debe dar una visión concisa, profunda, e intensa de la realidad. No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra adonde vas. "En un cuento bien logrado las tres primeras palabras tienen casi la misma importancia que las tres últimas", decía un famoso escritor. En el relato, todos los elementos deben estar interrelacionados de principio a fin para que consigan su objetivo: atraer la atención del lector.

En este tipo de relato, es importante planificar y seleccionar todos los elementos narrativos (historia, personajes, situaciones, tiempo...) para obtener el máximo rendimiento narrativo, renunciando a todo lo accesorio. Así, para describir el aspecto, el comportamiento o la actuación de los personajes es conveniente seleccionar rasgos significativos, que sugieran, que transmitan al lector incluso lo que no se dice.Se sugiere mucho más de lo que se dice .

Una vez planificados los elementos del relato, pasemos a estructurarlo. Lo mejor es seguir la estructura clásica (planteamiento, nudo y desenlace) o, en el caso de dominar mejor la narración, recurrir a otras técnicas ( flash back, in media res...) No olvidemos que un elemento fundamental de la narración es la coherencia interna entre todos los elementos del relato para que la historia resulte verosímil, si es verosimilitud lo que buscamos. Un adolescente no puede pensar ni actuar como un adulto por muy maduro que sea, salvo que haya algo en la narración que lo justifique.

El inicio de un relato, su planteamiento, es fundamental para captar al lector. Con una sola frase el lector queda "enganchado" al relato. Ni siquiera importa que conozcamos lo que parece ser el desenlace, el autor ha creado expectativas con su comienzo, ha provocado preguntas a las que el lector quiere encontrar respuestas.

A continuación, hay que plantear el nudo, el conflicto: los personajes enfrentados a una situación que remueva o transforme su mundo: despertar convertido en un insecto, o algo más normal como un viaje, la muerte o la enfermedad, nuevos estudios, otro trabajo, el descubrimiento de una afición, un día más en la rutina diaria...

El final, el desenlace, supone la transformación del personaje. Es posible que en un relato breve sólo se pueda atisbar algún cambio, pero debe quedar claro que el personaje y su mundo no los son mismos que al principio. En ocasiones, el escritor juega con cierta ambigüedad y deja el final abierto, de manera que sea el lector quien imagine lo que sucede con los personajes. Aun conociendo el principio y el final del relato, el deseo de leerlo y saber más no cesa. Maestría narrativa.

P.D.: He aquí un ejemplo de relato en powerpoint.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.