Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Mis citas

Cita de Juan José Millas en El País el 19 de Noviembre de 2009

"Los vocablos no sólo contienen definiciones, también tienen sabor, textura, volumen, que las hay imposibles de tragar, como el aceite de ricino y las que entran sin sentir, como un licor dulce.
Las que curan y las que hacen daño, las que duermen y las que despiertan. Las que proporcionan inquietud y paz. Hay palabras, incluso, que matan".

lunes, 22 de octubre de 2012

El Latín y las declinaciones

Las lenguas flexivas o sintéticas son aquellas lenguas que se caracterizan por una tendencia a incluir mucha información en sufijos o prefijos mediante la flexión de algunas palabras. La flexión se emplea a menudo para diferenciar los casos que acepta la lengua. Esto significa que, en Latín, a una determinada terminación de palabra corresponde un caso. Y los casos se emplean para diferenciar las categorías sintácticas de una oración. Es decir para expresar la información “La chica ama al marinero” en latín podríamos decir “Puella nautam amat”, donde nautam está en caso acusativo, que se emplea normalmente para definir el Objeto Directo. Donde en español usamos la preposición “a”, en latín usamos el acusativo: al marinero=nautam. En español el verbo es flexivo, empleamos diferentes sufijos para expresar el tiempo verbal. Cuando cambiamos los diferentes sufijos de un sustantivo o adjetivo hablamos de Declinación. Cuando lo hacemos con un verbo hablamos de Conjugación. http://www.rtve.es/alacarta/audios/no-es-un-dia-cualquiera/dia-cualquiera-verba-volant/1528131/#aHR0cDovL3d3dy5ydHZlLmVzL2FsYWNhcnRhL2ludGVybm8vY29udGVudHRhYmxlLnNodG1sP3BicT0xMCZtb2RsPVRPQyZsb2NhbGU9ZXMmcGFnZVNpemU9MTUmY3R4PTIwNTQmYWR2U2VhcmNoT3Blbj1mYWxzZQ== En latín hay cinco conjugaciones y cinco declinaciones. Pero tranquilos, que no las voy a explicar todas a la vez, no se trata de enloqueceros, sino de ayudaros. Iremos viendo las declinaciones y las conjugaciones de a poco. La declinación latina tiene seis casos: nominativo, vocativo, acusativo, genitivo, dativo y ablativo. En realidad hay restos de otro caso, llamado locativo, que es un resto del antiguo Indoeuropeo, pero que se usa muy poco. Por ahora olvidaros de él, volveremos más adelante a este caso. Lo que voy a poner a continuación no es exacto, pero nos va a ayudar a empezar a entender los casos, vamos a buscar su utilidad. Diremos que el nominativo “sirve” para señalar los Sujetos y los Atributos, los vocativos para la interpelación a alguien (en Juan, trae esto, Juan sería un vocativo), los genitivos marcan el Complemento del Nombre, los acusativos el Objeto Directo, los dativos el Objeto Indirecto y los Ablativos el Complemento Circunstancial. Repito que esto no es exactamente así, pero es útil empezar viendo los casos de este modo, pues nos ayudará a interpretar las oraciones, ya hablaremos más adelante, mucho más adelante, de gramática más compleja. Además para poder declinar una palabra necesitaremos saber que en Latín hay tres géneros: masculino, femenino y neutro y dos números: singular y plural. Los sustantivos sólo pueden tener un género, pero pueden tener dos números, los adjetivos tienen los tres géneros y los dos números. Esto lo vais a entender mucho mejor en el próximo post, cuando explique la primera declinación. Este esquema es útil que lo tengáis en la cabeza: Nominativo: Nombres, sustantivos, atributos, etc. Vocativo: Interpelación Genitivo: Complemento del Nombre Acusativo: Objeto Directo Dativo: Objeto indirecto Ablativo: Complemento Circunstancial

Kira Miró rapeando la 1ª. y 2ª. declinaciones latinas from estadoimperfecto on Vimeo.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.